Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 noviembre 2013 2 05 /11 /noviembre /2013 16:42

Dr. Jorge Federico Eufracio Téllez-

 Médico Cirujano y Partero. Especialista en Ginecología y Obstetricia. Universidad de Guadalajara.


“Para avanzar en el arte y en la ciencia del Diagnóstico Clínico, el principal desafío que debe enfrentar un médico es mejorar él mismo”


Con este artículo se pretende ayudar a comprender desde el punto de vista estrictamente científico y médico la terminología adecuada en cuanto se refiere a la interpretación y uso correcto de los conceptos utilizados en los artículos médicos usados en los escritos referentes a la poliomielitis y síndrome postpoliomielitis.

Para hacer un Diagnóstico Clínico se requiere el dominio de las ciencias básicas fundamentales para el ejercicio de la medicina, selección dirigida pero no sesgada de los datos clínicos, de laboratorio y su correcta interpretación, la suficiente destreza y entrenamiento que requiere un correcto Diagnóstico Clínico que a su vez necesita de aprender la resolución de problemas (casos clínicos) desde el inicio de la carrera, estudiar una semiología centrada en el paciente y sus problemas y mejorar la competencia clínica.

Todos estos conceptos son absolutamente necesarios para poder entender el por qué, él Dr. Halstead al establecer los puntos generalmente aceptados para el diagnóstico del síndrome postpoliomielitis, refiere que el diagnóstico debe hacerse clínicamente y por exclusión = (Diagnóstico Diferencial).


Diagnóstico: en medicina se refiere a la identificación de la enfermedad, afección o lesión que sufre un paciente, su localización y naturaleza, llegando a la identificación de la enfermedad por los diversos signos y síntomas que presenta el enfermo, siguiendo siempre un razonamiento analógico, es decir, define pacientes, clasifica su enfermedad, identifica el pronóstico e induce al tratamiento.

Clínico/a: es la disciplina más importante en la práctica médica, es la ciencia y arte de la medicina, es el proceso indagatorio orientado al diagnostico de una situación patológica, (enfermedad, síndrome, trastorno, etc.), cimentado en la integración e interpretación de los síntomas y otros datos aportados por la anamnesis (información recopilada por un médico mediante preguntas especificas, formuladas al propio paciente o a otras personas que lo conozcan para obtener datos útiles y valiosos para formular un diagnóstico e instituir un tratamiento) durante la entrevista clínica, los signos de la exploración física y la ayuda de exploraciones complementarias, (laboratorio, pruebas de imagen, etc.).

Diagnóstico Clínico: es por tanto, el procedimiento por el cual una enfermedad, entidad nosológica, síndrome o cualquier condición de salud-enfermedad es identificada, es un juicio clínico sobre el estado psicofísico de una persona, representa una manifestación en respuesta a una demanda para determinar tal estado. Diagnosticar es dar nombre al

sufrimiento del paciente que lleva ineludiblemente a un pronóstico y tratamiento. Requiere de un método.

Método Clínico: es el conjunto de pasos que se siguen para la elaboración del diagnóstico de una enfermedad. Forma parte fundamental e importante en la construcción del conocimiento médico por el que transita la clínica.

Fases del proceso.

 

Para llegar al diagnóstico clínico definitivo, a veces, se requiere realizar exploraciones complementarias , como las que se realizan mediante exámenes de laboratorio, o de diagnóstico por imagen (radiografías, ecografías, resonancias magnéticas) o electrodiagnóstico (electrocardiogramas) etc.

En ocasiones el diagnóstico clínico puede ser parcial o incompleto; lo que implica que el verdadero diagnóstico definitivo, sea el que se realice en un examen post mortem, a este diagnóstico se le denomina diagnóstico anatomopatológico.

Una vez diagnosticada la enfermedad o entidad nosológica, se procederá a su pronóstico, tratamiento y profilaxis (prevención). 

Para todo este proceso se requiere de la semiología clínica.

Semiología Clínica: es el cuerpo de conocimientos que se ocupa de la identificación de las diversas manifestaciones patológicas (signos y síntomas) o datos, de cómo buscarlos (semiotecnia), como reunirlos en síndromes y cómo interpretarlos (clínica semiológica o propedéutica). El método de trabajo o procedimientos desarrollados para la obtención de los datos (fundamentalmente el interrogatorio y el examen físico del paciente) se conoce como Método Clínico. Es el arte y ciencia del diagnóstico. En las aulas se enseña la entrada (signos y síntomas) y la salida (las enfermedades). Pero casi nunca se enseña el camino para transitarla, el Razonamiento Clínico, la base para el diagnostico.

La semiología constituye el pilar fundamental de la medicina clínica. Es un arte y una ciencia. Presenta un método de ordenamiento de los conocimientos (método clínico) y un objetivo que es el diagnóstico de los problemas de salud. Parte de observaciones simples y construye conocimientos de complejidad creciente. Observación, construcción y aplicación a la situación concreta. Al ser una ciencia humanista, aplica una mirada biológica, psicológica, social y ética de los problemas en el marco del vínculo médico-paciente,

o relación médico paciente. Más aún, bien desarrollada, esta disciplina permite al médico no sólo orientarse en el diagnóstico, sino tener una apreciación pronóstica y plantear las

líneas generales del tratamiento. De ahí la afirmación de Laubry: “La semiología no es sólo la gramática de la medicina, sino la Medicina misma”. En síntesis la semiología en medicina es lenguaje y metodología de pensamiento.

El contexto de su aplicación es la consulta médica. La ciencia semiológica en medicina es aplicada en las distintas especialidades tanto clínicas como quirúrgicas. El instrumento de registro de la semiología clínica es la historia clínica ya sea escrita en papel o electrónica.


Propedéutica Clínica: es la enseñanza preparatoria destinada a reunir y explicar los signos y los síntomas para llegar a un diagnóstico, es aprendida en las aulas.

Estrategias para el Diagnóstico Clínico. 


Reconocimiento del patrón: El diagnóstico se realiza con solo mirar el paciente. Comprensión inmediata de que la forma de presentación de un paciente corresponde a una descripción aprendida previamente (patrón) de la enfermedad. Generalmente es reflejo, no reflexivo. Predominantemente visual, aunque puede intervenir, con frecuencia la palpación, el oído y el olfato. Se aprende con los pacientes y no en el aula. Su utilización se acrecienta con la experiencia.

Método del algoritmo: El proceso diagnóstico progresa a través de vías potenciales preestablecidas de manera que la respuesta a cada interrogante lleva en forma automática a la pregunta siguiente y, por último, hasta el diagnóstico correcto. Es aplicable a signos y síntomas. Secuencia lógica que produce el proceso diagnóstico idealizado de un médico experto. Debe incluir todas las causas relevantes o conductas respecto del problema presentado. Guía recordatoria frente a hallazgos infrecuentes. Identificación de grupos de pacientes con quienes deben adoptarse conductas especiales (no necesariamente el diagnóstico final).

Método Exhaustivo: Es el descubrimiento no intencional de los datos positivos de la anamnesis y del examen físico a partir de los cuales se intenta en una segunda etapa armar las hipótesis diagnósticas. Se recogen todos los datos y solo después se plantea el problema diagnóstico. Es la manera en la que habitualmente se enseña a realizar el diagnóstico clínico a los estudiantes. Es utilizado por los novatos y se abandona con la experiencia. Constituye la suma de subrutinas que abarcan un todo, y cada una de ellas, realizada e interpretada correctamente, puede aportar una prueba clave para una o más hipótesis diagnósticas.

Método Hipotético-Deductivo: Es la formulación, a partir de los primeros datos del paciente, de una lista breve de diagnósticos presuntivos y la realización de conductas adicionales para reducir la lista de diagnósticos probables. Es utilizado por los médicos experimentados. Diferencia cuantitativa, más que cualitativa. Se utiliza la Heurística (mecanismo mental inconsciente que en medicina sirve para la estimación de probabilidades a partir de la experiencia previa). En los proceso heurísticos se toman en cuenta: la Representatividad, en donde la probabilidad se estima de acuerdo a cuánto se parecen los signos y síntomas de nuestro paciente al recuerdo que tenemos de determinada enfermedad: la Disponibilidad, la probabilidad de un evento es juzgada por la facilidad con que éste se recuerda: el Ajuste y Anclaje, es la estimación inicial de la probabilidad de una enfermedad que 

luego se ajusta según las características del paciente para llegar a la probabilidad final. 


Examen Físico: Requiere de Ver, Tocar y Escuchar, de la Utilización de los sentidos e instrumentos sencillos, Reconocimiento de la normalidad o las alteraciones físicas (signos) producidos por la enfermedad, Considerado un arte, pero con fundamentos científicos, Orienta y Racionaliza la solicitud de exámenes adicionales, Genera confianza y fortalece la relación médico-paciente. El examen físico es mucho más poderoso que la evaluación del laboratorio para establecer el diagnóstico, pronóstico y los planes terapéuticos de la mayoría de los pacientes en casi todos los casos.

Como se podrá observar con los conceptos antes descritos, solamente los médicos entrenados desde sus inicios en las ciencias básicas que soportan el ejercicio de la medicina (anatomía, fisiología, patología, propedéutica y un largo etc.), pueden hacer un diagnóstico clínico. Muchos de estos conocimientos fueron adquiridos en las aulas, sin embargo el ejercicio responsable de la medicina, aún basado en estos conocimientos, se adquiere con el contacto cotidiano con los pacientes, como ya fue mencionado, la habilidad clínica es adquirida por la experiencia de cientos o miles de pacientes atendidos a lo largo de muchos años. El clínico mientras más experiencia adquiere, menos requiere del uso de los métodos descritos, puede, y de hecho sucede con mucha frecuencia, que un médico experto pueda hacer un diagnostico con sólo mirar al paciente.

Todo aquel que pretenda hablar de diagnóstico clínico sin jamás haber pasado por las aulas de las escuelas de medicina, de los anfiteatros de disección de cadáveres, del estudio de materias clínicas, hospitales, quirófanos, consultorios, salas de urgencias, unidades de cuidados intensivos etc. pero sobre todo del contacto cotidiano por muchos años con pacientes, viéndolos, escuchándolos, explorándolos, no puede y no debe hablar de diagnóstico clínico, sin correr el riesgo de caer en los terrenos de la charlatanería.

Hipócrates acuño la frase “Primum non nocere” referida a sus estudiantes, que traducida al español quiere decir “primero no dañar”. Hay muchas formas de dañar, por negligencia, por omisión o por ignorancia, el médico no está exento de hacer daño, por cualquier causa, sin embargo, nadie podrá discutir los avances en la medicina moderna.

Las personas que no son médicos, pero que pretenden serlo, seguramente que si son muy nocivos ya que sin saber, sin entender o en su caso entendiendo según su parecer, emiten mala información sesgada por la ignorancia.

Ejemplos de conceptos mal interpretados que conducen a una información falsa:

 

1.         La osteoporosis. No es un trastorno ortopédico. Ortopedia proviene de las palabras griegas orthos (ὀρθο) que significa recto o derecho y paideía(παιδεία) que significa educación o formación. Especialidad médica que tiene como objeto corregir o evitar deformidades o traumas del sistema músculo-esquelético por medios quirúrgicos, el uso de aparatos como las ortesis o prótesis o en su caso con ejercicios corporales.

2.         Radiculopatía. Se trata de la compresión de una o varias raíces nerviosas (polirradiculopatía). El síndrome del túnel carpiano es una compresión del nervio mediano, por tanto es una radiculopatía como también lo son la ciática, hernia discal

o la neuralgia crural. Radiculopatía=síndrome del túnel carpiano=compresión del nervio mediano.

3.         Lesiones de la Médula Espinal (LME), existen múltiples causas de lesiones a la médula espinal, las neuromusculares son las que pueden provocar con más frecuencia la debilidad muscular, primer síntoma del SPP, sí de lesiones motoras hablamos. Las lesiones de la médula espinal (LME) en muy escasas ocasiones pueden provocar lesión de la neurona motora superior, esta neurona se encuentra única y exclusivamente en la corteza cerebral. El caso contrario si es muy frecuente, que la lesión de la neurona motora superior cause lesión a la neurona motora inferior. Recuérdese que la poliomielitis además de la médula espinal, puede lesionar el tronco cerebral y la corteza cerebral motora en cuyo caso no se debe hablar exclusivamente de lesión de la médula espinal (LME).

El Dr. Acary Souza Bulle Oliveira, ya lo había mencionado en el congreso llevado a cabo en Lisboa Portugal “Los pacientes que sufrieron poliomielitis y los que sufren el síndrome postpoliomielitis deben tener mucho cuidado en donde y con quien se informan”. Dicho en términos coloquiales "que no salga más caro el caldo que las albóndigas".

 

Dolor e hiperalgesia en pacientes con síndrome postpoliomielitis.

"El dolor es una forma de comunicación del cuerpo. El cuerpo carece de palabras, pero tiene sensaciones. Para comprender el mensaje y actuar en consecuencia, se necesita traducirlo a palabras".


El dolor es una de las quejas más comunes de la sociedad en general, la causa más común de discapacidad laboral a largo plazo. Los pacientes con el síntoma Dolor generalmente son atendidos en primera instancia por el médico de atención primaria a la salud ya que es al que primero acuden, siendo el dolor la causa más frecuente de dichas consultas.

Definición del dolor: Según la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) por sus siglas en inglés “el dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada con una lesión tisular real o potencial, o que se describe como ocasionada por dicha lesión” (se considera Desagradable al conjunto de sentimientos entre los que se encuentran sufrimiento, ansiedad, depresión y desesperación). Esta definición integra tanto la faceta objetiva del dolor, relacionada con los aspectos fisiológicos, como la subjetiva, es decir la carga emocional y psicológica que cada individuo asigna al dolor.

Como podemos observar esta definición enfatiza que el dolor es una experiencia compleja que incluye múltiples dimensiones. Es una experiencia multidimensional y no una mera sensación.

Clasificación del Dolor.

Existen diferentes clasificaciones del Dolor. En este escrito y para fines prácticos, lo clasificaremos en dos grades grupos: A) por su Fisiopatología y B) por su Duración, se aclara que en la práctica clínica podemos encontrar pacientes con características de los dos grupos.

A) Dolor según su Fisiopatología: por su fisiopatología subyacente, encontramos dos tipos de dolor diferentes: 1) dolor Nociceptivo y 2) dolor Neuropático.

1) Dolor Nociceptivo está causado por la activación los nociceptores en respuesta a un estímulo nocivo sobre los tejidos corporales, que puede ser secundario a una lesión, enfermedad, inflamación, infección ó cirugía. En el Dolor Nociceptivo el funcionamiento del sistema nervioso es correcto. Es una respuesta fisiológica a una agresión. Una característica importante de este tipo de dolor es que en general, existe una importante correlación entre la percepción del dolor y la intensidad del estímulo desencadenante. A su vez el Dolor Nociceptivo se subdivide en dolor Somático y Visceral.

Dolor Somático: El dolor somático se debe a lesiones en los tejidos corporales tales como piel, músculos, cápsulas articulares, y huesos. Se caracteriza por ser bien localizado y muy variable en su descripción y experiencia.

Dolor Visceral. Es originado por una lesión o disfunción de un órgano interno ó sus serosas y está mediado por los receptores de estiramiento, isquemia e inflamación. Hay que tener en cuenta que no todas las órganos son sensibles al dolor (cerebro, hígado, pulmón, ovarios). El dolor visceral de caracteriza por ser de tipo cólico cuando la víscera es hueca, profundo, sordo, difuso, mal localizado que en ocasiones se irradia ó se refiere en un área distante al órgano afectado. Suele acompañarse de sintomatología vegetativa, como náuseas, vómitos, sudoración, aumentos de la presión arterial y frecuencia cardiaca. Ejemplos de este tipo de dolor seria el asociado con apendicitis, colecistitis, o patología pleural.

Debemos diferenciar los términos dolor referido y dolor irradiado. 

o    Dolor referido: generalmente se origina en un órgano visceral y se puede sentir en regiones alejadas del lugar de origen. Su mecanismo de debe generalmente a la convergencia espinal de la fibras aferentes viscerales y somáticas en las neuronas espinotalámicas y por otro lado, a los patrones embriológicos y migración tisular. Se manifiesta frecuentemente, con Hiperalgésia cutánea y profunda, hiperactividad autonómica y contracciones musculares. Un ejemplo típico, es el dolor referido a cuello o brazos cuando se presenta un infarto al miocardio.

o    Dolor irradiado: es el dolor que se transmite a largo de un nervio a partir de su sitio de origen, tanto el dolor somático como visceral pueden irradiarse. Ejemplo de esto es la ciática que se irradia desde su origen en una raíz nerviosa hacia la pierna.

2) Dolor Neuropático: El Grupo de Interés Especial sobre Dolor Neuropático (NeuPSIG) de la IASP define este tipo de dolor como, "el dolor que se origina como consecuencia directa de una lesión o enfermedad que afecta al sistema 

somatosensorial". Por tanto el Dolor Neuropático corresponde a una descripción clínica y no a un diagnostico, requiere una lesión demostrable o una enfermedad que cumpla los criterios neurológicos establecidos. Surge por la actividad generada en el sistema nociceptivo sin una adecuada estimulación de sus terminaciones sensitivas periféricas y los cambios fisiopatológicos se hacen independientes del evento desencadenante. La sensibilización juega un papel de primera importancia en este proceso. Aunque la sensibilización central sea de una duración relativamente corta en ausencia de estímulos nocivos continuos, la lesión nerviosa desencadena cambios en el sistema nervioso central que pueden ser persistentes indefinidamente.

La sensibilización central deja en claro el por qué el dolor neuropático suele ser desproporcionado para el estimulo (Hiperalgésia, alodínia) o se produce cuando no hay estimulo identificable. También se le considera como "Dolor Patológico" ya que no tiene ninguna utilidad beneficiosa para el organismo, lo que si sucede con el dolor nociceptivo. El paciente refiere el dolor neuropático como quemante, punzante, lancinante, homigueante, pinchante, como descarga eléctrica, Como golpe, opresivo, profundo, espasmódico o dolor frío.

La IAPS considerando la falta de herramienta diagnóstica específica para el dolor neuropático, propone un sistema de graduación del diagnóstico en función del cumplimiento los siguientes criterios:

1.-Dolor con una distribución neuroanatomicamente razonable 2.-Historia sugestiva de una lesión relevante ó enfermedad que afecte al sistema somatosensorial periférico o central. 3.-Al menos una prueba que confirme la distribución neuroanatómica razonable. 4.-Al menos una prueba que confirme una lesión relevante o enfermedad que afecte al sistema somatosensorial periférico o central.

El diagnóstico de Dolor Neuropático será: Posible: si se cumplen los criterios 1 y 2, sin una confirmación del 3 ni el 4. Probable: si se cumplen los criterios 1 y 2, mas cualquiera del 3 ó el 4. Definitivo; si se cumplen todos, del 1 al 4.

El dolor neuropático se divide en:

Dolor Neuropático Central: Causado por una lesión ó enfermedad del sistema nervioso central somatosensorial central.

Dolor Neuropático Periférico: Causado por una lesión ó enfermedad del sistema nervioso somatosensorial periférico.

Divisiones de la dos  anteriores:

 

•   Neuropatía: Trastorno en la función ó patología, en un nervio se define como mononeuropatía, en varios nervios mononeuropatía múltiple y sí es difuso y bilateral polineuropatía.

•   Neuritis: Es una forma especial de neuropatía y se reserva para procesos inflamatorios que afecten al nervio.

•   Dolor Neuropático Mediado por el Simpático (SMP) por sus siglas en inglés: Surge de una lesión nerviosa periférica asociada con cambios autonómicos (ejemplo. síndrome de dolor regional complejo I y II, anteriormente conocido como distrofia simpática refleja y la causálgia).

Las causas más frecuentes del dolor neuropático son: traumatismo, inflamación, enfermedades metabólicas (diabetes mellitus), infecciones (herpes zoster), tumores, toxinas y enfermedades neurológicas primarias. Puede presentarse como continuo o episódico, es de difícil control, suele tener una importante influencia de los estados emocionales sobre su empeoramiento, no suele responder de manera importante a los tratamientos analgésicos convencionales y sí tiene respuesta a otros grupos terapéuticos como lo son los antidepresivos, antiepilépticos y anestésicos locales. Es frecuente que se requiera el uso de dos o más fármacos para conseguir el alivio del dolor.

B) Dolor según el tiempo de duración: 

Dolor Agudo: Antiguamente se había definido solamente en términos de duración, en la actualidad se define como "una experiencia desagradable y compleja con factores cognitivos y sensoriales que suceden como respuesta a un trauma tisular", existe una importante relación entre la intensidad del dolor y la patología que lo desencadena, su evolución natural es disminuir progresivamente hasta desaparecer al producirse la curación de la lesión subyacente. Generalmente es nociceptivo pero también neuropático. Las causa más frecuentes de dolor agudo son traumatismos, quirúrgico (post-operatorio), procedimientos médicos y enfermedades agudas. Tiene la importante función biológica de protección para evitar la extensión de la lesión. Se acompaña de gran cantidad de reflejos protectores como el reflejo de retirada de una extremidad dañada, espasmo muscular y las respuestas autonómicas. las respuestas hormonales al estrés, motivadas por una lesión aguda también pueden tener efectos adversos tanto fisiológicos como emocionales. Hay que remarcar que incluso breves periodos de estimulación dolorosa pueden producir cambios neuronales, que contribuirán en el desarrollo de estados de dolor crónico, por lo tanto, cada vez más se está prestando más atención en la prevención y el tratamiento agresivo de dolor agudo para reducir las complicaciones, incluyendo la progresión del dolor agudo a dolor crónico, un ejemplo muy demostrativo es el manejo del dolor postoperatorio.

Dolor Crónico: Se define como "el dolor que se extiende más de 3 ó 6 meses desde su aparición o que se extiende más allá del período de curación de una lesión tisular, o está asociado a una condición médica crónica". Otras características del dolor crónico además del factor tiempo, son que en ocasiones las posibilidades para identificar la patología causal es baja e insuficiente para explicar la presencia y ó la intensidad del dolor y responden pobremente a los tratamientos habituales. La intensidad del dolor puede variar de leve a intenso. Algunos tipos de dolor crónico, tienen unos patrones y características bien definidas, mientras que otros no lo tienen, y es difícil diagnosticar la causa. El dolor crónico puede ser Nociceptivo,

Neuropático o ambos. La etiología puede ser una lesión aguda que evoluciona a dolor crónico como, latigazo cervical, trauma, cirugía, ó diferentes enfermedades crónicas como, osteoartritis, lumbalgia, dolor miofascial, fibromialgia, cefaleas, dolor abdominal crónico (pancreatitis, úlcera péptica, colon irritable), miembro fantasma, neuralgias (postherpética, trigeminal). En algunos de los casos, existe el dolor crónico sin causa aparente. El dolor neuropático y miofascial crónico puede ser de difícil diagnostico. Otra característica del dolor crónico es que muy frecuentemente perturba el sueño. Debido a su cronicidad tiene un impacto importante sobre la vida de los pacientes que lo padecen, tanto en el ámbito profesional como personal, pudiendo presentar los pacientes tanto problemas laborales como emocionales. Se ha observado que factores ambientales y afectivos pueden exacerbar y perpetuar el dolor crónico, esta característica se considera que es una de las causas de que la respuesta al tratamiento de estos pacientes en muchas ocasiones sea escasa. Así el tratamiento del dolor crónico requiere un enfoque multidisciplinario para abordar las complejas interacciones de factores psicológicos, físicos y factores sociales que van a influir tanto en la perpetuación como en la intensidad del dolor crónico. El dolor crónico como podemos observar, no tiene una acción protectora del organismo como ocurre en el dolor agudo. 

Dolor Psicógeno: No tiene una naturaleza orgánica sino características psicosomáticas, derivadas de una patología psiquiátrica más o menos importante. Se presenta en individuos con una personalidad alterada, ansiosos, depresivos, neuróticos, etc. Es un dolor que no obedece a ningún patrón neurológico definido y suele ser resistente a cualquier tipo de tratamiento, sea farmacológico o quirúrgico que no tenga en cuenta su naturaleza psiquiátrica. Remarcar que para realizar este diagnóstico tiene que realizarse un buen estudio del paciente y una buena valoración psiquiatrita y psicológica, dada la complejidad diagnóstica que presentan algunos tipos de dolor como hemos comentado anteriormente.

La terminología neurológica descrita se define: Hiperalgesia: Aumento de la sensación dolorosa para estímulos nocivos. Hipoalgesia: disminución de la sensación dolorosa a estímulos nocivos. Analgésia: Ausencia de dolor en respuesta de un estimulo que normalmente es doloroso. Alodínia: percepción del dolor con estímulos no nocivos. Parestesias: sensación anormal no desagradable. Disestesias: sensación anormal desagradable. Hiperpatia: dolor con estímulos repetitivos. Dolor que persiste tras desaparecer el estimulo.

En un estudio hecho en Barcelona y editado por la revista Neurofisiología Clínica en febrero del 2013 titulado Mechanical and thermal hyperalgesia in patients with poliomielitis (Hiperalgesia mecánica y térmica en pacientes con antecedentes de poliomielitis) cuyos autores Drs. Hatice Kumru, Enric Portell, Marti Marti, Sergiu Albu, Josep M Tormos, Joan Vidal, Josep Valls-Solé. El cual concluyen que los pacientes que sufrieron de poliomielitis presentan más frecuentemente hiperalgesia que los que nunca la tuvieron (conclusión correcta). Hablar de dolor es asunto complejo, entender hiperalgesia y diferenciarla de dolor para quien sin conocimientos "analizó" este artículo, es Imposible, no existe el dolor mecánico ni térmico. "Quitar el dolor es obra divina" Hipócrates.

Compartir este post

Repost 0
APPLAC APPLAC - en Post Polio

Applac

  • APPLAC
  • Siendo que tenemos muy presente como Organización Civil nuestra dirección en representar a las personas que padecen de secuela de polio y a sus familias, a los que ya padecen del Síndrome de Post Polio (SPP)
  • Siendo que tenemos muy presente como Organización Civil nuestra dirección en representar a las personas que padecen de secuela de polio y a sus familias, a los que ya padecen del Síndrome de Post Polio (SPP)

Páginas