Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
10 diciembre 2010 5 10 /12 /diciembre /2010 00:05

Las vacunas constituyen una importante herramienta para combatir enfermedades infecciosas al poner a trabajar nuestro sistema inmune en la génesis de anticuerpos que servirán como barrera contra la invasión de bacterias y virus. A pesar de su reconocida eficiencia existe una pequeña parte de la población que se opone a ellas por considerar que tienen efectos perniciosos para la salud. Esta oposición está basada en razones científico-técnicas que pueden ser debatidos dentro del ámbito sanitario. De hecho existen varios ejemplos en el pasado relacionados con movimientos antivacunas de los que conocemos sus consecuencias y nos permiten esgrimir lo que ocurre cuando se abandona esta práctica.

Suecia suspendió la vacunación contra la bacteria Bordetella perthusis, que provoca la tos ferina, entre 1979 y 1996. Al poco tiempo el 60% de los niños entre 1 y 10 años contrajeron la enfermedad con numerosos ingresos hospitalarios y con una mortalidad que se mantuvo baja (1 por año) gracias a un intenso esfuerzo médico (Allen, 2002). La tos ferina sigue siendo un serio problema sanitario en países en vías de desarrollo causando casi 300.000 muertos al año (CDC, 2007).

En Inglaterra e Irlanda se inició una fuerte controversia con la introducción de la vacuna triple vírica que resultó en un descenso en el número de vacunados después de 1996 (Peppys, 2007). A finales del año 1999 y hasta el verano del 2000 se produjo una epidemia de sarampión en el norte de Dublín. En esa época los niveles de vacunación en Irlanda oscilaban en alrededor del 80%, mientras que en el norte de Dublín estaban por debajo del 60%. Hubo más de 300 casos con 3 muertos, 100 hospitalizaciones y varios niños que precisaron ventilación mecánica (McBrien, 2003). Algo parecido ocurre en diversas comunidades de EEUU, como ocurrió en la epidemia de sarampión en Indiana (Parker y col., 2006) o de tétanos infantil (Fair y col., 2002) cuyo padres se negaron a vacunarlos.

vaccine.jpg

Las causas esgrimidas para rechazar las vacunas son muy diversas, confusas y muchas de ellas parten de informaciones parciales o inadecuadas. La efectividad de las vacunas ha quedado demostrada para muchas de ellas, siendo la única vía que ha tenido nuestra especie para eliminar un potentísimo patógeno como el virus de la viruela del planeta y estar en vía de hacer lo mismo con el virus de la poliomielitis. Los principales problemas relacionados con las vacunas fueron tratados en este artículo. Además un estudio ha revelado que muchos grupos anti-vacuna están económicamente sustentados por abogados que buscan clientes susceptibles de demandar ante la mínima reacción de la vacuna, supuestos expertos que escriben libros y cobran por conferencias sin tener ninguna experiencia biomédica y por vendedores de supuestas medicinas alternativas de dudosa efectividad ante serias infecciones, como los suplementos vitamínicos, terapias de quelación o cámaras de oxígeno hiperbáricas (Kent, 2009).

También es llamativo que uno de los argumentos que más se escuchen es que las vacunas sólo sirven para que la “despreciable” industria farmacéutica se enriquezca a nuestra costa. Se olvida en este discurso que las farmacéuticas tienen márgenes de beneficio muy bajos con las vacunas (Sheridan, 2009). De hecho, el número de compañías interesadas en producir vacunas va a la baja, ya que licencian un producto que genera escaso margen de beneficio (muchas de las vacunas son muy baratas), que le pueden restar clientela para muchos de sus productos y con el que corren graves riesgos, ya que al haber una población muy proclive a la demanda, el menor error en la manufactura, conservación o transporte les reportaría considerables cifras en pagos de demandas (incluyendo la mala imagen para la empresa) (Allen, 2007). La “malvada” empresas farmacéuticas ganan mucho más dinero con paliativos y medicina que tratan enfermedades que las vacunas podrían arrinconar. De ahí que los estados tengan que contribuir de forma muy significativa para la investigación en el desarrollo de vacunas contra la malaria o el SIDA, ya que una herramienta sanitaria de ese tipo supondría un fuerte recorte de beneficio a los productores de antimaláricos o antirretrovirales.

Pero siendo llamativas estas razones económico-sanitarias, que he comentado, éstas pueden ser sometidas a debate, lo que escapa más allá de la razón es esgrimir razones religiosas para impedir campañas de vacunación. Y esto se ha hecho y se está haciendo en todo planeta por diferentes grupos religiosos, siendo los movimientos fundamentalistas cristianos y musulmanes los que tienen un papel más destacado.

http://www.imprescindiblesdelaciencia.es/?p=5759

The Lancet se retracta del estudio que vinculaba vacunas con el autismo

lancet.jpg

 

Ainhoa Iriberri – Público

La prestigiosa revista médica The Lancet se retractó ayer de un estudio publicado en sus páginas en 1998, que ligaba la administración de la vacuna triple vírica (MMR) que protege del sarampión, las paperas y la rubeola con una alteración gastrointestinal y el autismo. La decisión se tomó después de que la edición on line delBritish Medical Journal recogiera el lunes la declaración formal del Colegio General Médico Británico (GMC) pidiendo a la revista que se retractara, para que se deje de hablar del estudio como un trabajo científico.

Con esta decisión parece finalizar una historia que, aún hoy, enfrenta a partidarios y detractores de Andrew Wakefield, el gastroenterólogo del Royal Free Hospital de Londres que firmó el estudio y que, según concluyó la semana pasada el propio GMC tras una investigación de más de dos años, actuó de forma deshonesta e irresponsable.
Seguir leyendo AQUÍ

Ayudando a erradicar 
la polio del mundo

Desde el año 1991 en el Perú se erradicó la polio gracias a las vacunas que se distribuyen gratuitamente en el Ministerio de Salud. El no tener casos de polio y de otras enfermedades ha sido posible no sólo a la inclusión de las vacunas en los programas nacionales de vacunación, también a la responsabilidad asumida por los padres y madres para vacunar a sus hijos siguiendo la secuencia establecida por las autoridades de Salud.

A pesar de que ésa es nuestra realidad, las campañas de sensibilización no deben decaer, más aún cuando en otros continentes del mundo la enfermedad existe y, como es lógico, puede presentar algunos cambios que podrían generar un rebrote en países que ya erradicaron la polio.

En este sentido, el Rotary Club Piura Oeste se unió a una campaña institucional mundial iniciada en el año 1979 y a su programa PolioPlus que comenzó en el año 1985 a través del cual recaudan dinero para vacunar a la mayor cantidad de niños en todo el mundo para protegerlos y evitar que los no vacunados generen nuevos brotes de esta enfermedad.

Por eso, todos los años, el Rotary Club Piura Oeste realiza una caminata y la venta de polos que les permiten recaudar fondos que son los que, en parte, subvencionan las vacunas de millones de niños en el mundo. El compromiso del Rotary fue reunir más de 120 millones de dólares, pero se calcula que la cifra llegará a más de 600 millones de dólares porque el Rotary no ha parado de recaudar fondos para vacunar a la mayor cantidad de menores del mundo y, cuando se declare al mundo libre de polio, en buena parte se lo deberemos al Rotary y a las familias que se sensibilizaron a lo largo del mundo con este problema de salud pública.

De paso, las actividades del Rotary Club Piura Oeste logran sensibilizar a la población y recordarles que existe una enfermedad llamada polio que provoca un daño físico irreparable y que, por lo tanto, es necesario que los padres sigan cumpliendo los esquemas de vacunación gratuitos que ofrecen nuestros sistemas públicos de salud.

Además, lo interesante de las campañas del Rotary es que cualquiera puede colaborar con tan sólo 10 soles que cuesta un polo con el mensaje de lucha contra la polio y con esa donación ya se contribuye de manera eficaz a que otros niños en el mundo no sufran esta enfermedad que ya es historia en nuestro país.

Compartir este post

Repost 0
APPLAC APPLAC - en Salud

Applac

  • APPLAC
  • Siendo que tenemos muy presente como Organización Civil nuestra dirección en representar a las personas que padecen de secuela de polio y a sus familias, a los que ya padecen del Síndrome de Post Polio (SPP)
  • Siendo que tenemos muy presente como Organización Civil nuestra dirección en representar a las personas que padecen de secuela de polio y a sus familias, a los que ya padecen del Síndrome de Post Polio (SPP)

Páginas