Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
3 junio 2017 6 03 /06 /junio /2017 13:12


 

 

 

 

 

 

El próximo 4 de diciembre de 2017 acabará el plazo establecido por el Real Decreto Legislativo 1/2013, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social para realizar modificaciones estructurales y lograr así que los edificiosen régimen de propiedad horizontal sean accesibles para todos los vecinos. De esta forma, si a día de hoy su vivienda no cumple con los requisitos mínimos exigidos por la ley se arriesga a recibir una sanción económica por parte de la Administración. 
  
Cualquier vecino que sufra de discapacidad o movilidad reducida, así como los mayores de 70 años, pueden exigir a su comunidad de vecinos la adaptación del inmueble para eliminar todas las barreras arquitectónicas y la creación de elementos que favorezcan la libre accesibilidad. El mercado ofrece multitud de opciones, desde soluciones económicas como rampas y puertas automáticas, a otras opciones más costosas como salvaescaleras o ascensores. Una de las novedades de la ley es que no obliga a ser propietario para solicitar la propuesta, sino que tan sólo por ser usuario del edificio tienes el derecho a exigir una accesibilidad digna. 
  
En el caso de encontrarse en la situación de querer exigir a la comunidad la acometida de las reformas, se debe plantear una solicitud escrita al presidente de la comunidad de vecinos apelando al artículo 16.2 de la Ley de Propiedad Horizontal. Si el coste de las obras no excede el valor de 12 mensualidades ordinarias de gastos comunes, las obras se deben hacer con carácter obligatorio y sufragadas por todos los vecinos. 
  
Si, por el contrario, el presupuesto excede esas 12 cuotas, la propuesta debe ser aprobada en Junta por mayoría. Según el artículo 10.2 de la ley, en el momento en el que la votación salga favorable todos los propietarios, sin excepción, están obligados a contribuir con los costes para la ejecución de las obras aprobadas. 
  
En el caso de que el resultado de la Junta sea negativo, se puede impugnar ante la justicia donde el juez competente dictaminará en un plazo máximo de 20 días su resolución. En dicha resolución, el juez puede obligar a la realización de la instalación o modificaciones de los elementos solicitados y los vecinos no pueden negarse ante tal solicitud. 
  
La primera barrera arquitectónica a la hora de acceder a las viviendas y sus espacios comunes son los escalones, ya sean un par de peldaños en el portal, un gran problema para personas en sillas de ruedas, como unas largas escaleras. Las pesadas puertas que se instalan en los portales también pueden ser un inconveniente para personas de avanzada edad o con problemas de movilidad. Estos elementos perturban negativamente el día a día de los vecinos con movilidad reducida afectándoles tanto en su salud como en su estado de ánimo. 
  
Hoy en día existen multitud de soluciones para solventar estos escollos como, por ejemplo, las puertas batientes automáticas de la serie Overplus de Aprimatic. Estas puertas están dotadas de sensores de alta tecnología para permitir un fácil y rápido acceso sin ningún tipo de riesgo gracias a su sistema antiaplastamiento. Como es habitual, los productos Aprimatic cumplen con las diferentes normativas vigentes y el Código Técnico de la Edificación (CTE). 
  
Los operadores Overplus incorporan la tecnología Low Energy de mínimo impacto eléctrico que, junto a su mecanismo preparado para un uso intensivo y de bajo mantenimiento, lo convierte en una solución que apenas genera gastos, ideal para comunidades con poco presupuesto. A una comunidad pequeña de 12 vecinos que desee instalar este tipo de solución, le costaría alrededor de 50 euros por vivienda, un gasto muy asumible dado las ventajas que ofrece. 

www.aprimatic.es

Repost 0
20 enero 2017 5 20 /01 /enero /2017 13:15

 

POR  • 20/01/2017 • SUPERACIÓN PERSONAL 

 

Discapacidad y salud

Nota descriptiva
Noviembre de 2016


Datos y cifras

  • Más de mil millones de personas, o sea, un 15% de la población mundial, padece alguna forma de discapacidad.
  • Entre 110 millones y 190 millones de adultos tienen dificultades considerables para funcionar.
  • Las tasas de discapacidad están aumentando a causa del envejecimiento de la población y el aumento de las enfermedades crónicas, entre otras causas.
  • Las personas con discapacidad tienen menos acceso a los servicios de asistencia sanitaria y, por lo tanto, necesidades insatisfechas a este respecto.

Discapacidad y salud

La Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF) define la discapacidad como un término genérico que abarca deficiencias, limitaciones de la actividad y restricciones a la participación. Se entiende por discapacidad la interacción entre las personas que padecen alguna enfermedad (por ejemplo, parálisis cerebral, síndrome de Down y depresión) y factores personales y ambientales (por ejemplo, actitudes negativas, transporte y edificios públicos inaccesibles y un apoyo social limitado).

Se calcula que más de mil millones de personas —es decir, un 15% de la población mundial— están aquejadas por la discapacidad en alguna forma. Tienen dificultades importantes para funcionar entre 110 millones (2,2%) y 190 millones (3,8%) personas mayores de 15 años. Eso no es todo, pues las tasas de discapacidad están aumentando debido en parte al envejecimiento de la población y al aumento de la prevalencia de enfermedades crónicas.

La discapacidad es muy diversa. Si bien algunos problemas de salud vinculados con la discapacidad acarrean mala salud y grandes necesidades de asistencia sanitaria, eso no sucede con otros. Sea como fuere, todas las personas con discapacidad tienen las mismas necesidades de salud que la población en general y, en consecuencia, necesitan tener acceso a los servicios corrientes de asistencia sanitaria. En el artículo 25 de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad se reconoce que las personas con discapacidad tienen derecho a gozar del más alto nivel posible de saludsin discriminación.

Necesidades insatisfechas de asistencia sanitaria

Las personas con discapacidad tienen una mayor demanda de asistencia sanitaria que quienes no padecen discapacidad, y también tienen más necesidades insatisfechas en esta esfera. Por ejemplo, en una encuesta reciente acerca de personas con trastornos mentales graves, se observó que entre un 35% y un 50% de estas personas en países desarrollados y entre un 76% y un 85% en países en desarrollo no recibieron tratamiento en el año anterior al estudio.

¿Cómo se ve afectada la vida de las personas con discapacidad?

Estas personas son particularmente vulnerables a las deficiencias de los servicios de asistencia sanitaria. Dependiendo del grupo y las circunstancias, las personas con discapacidad pueden experimentar una mayor vulnerabilidad a afecciones secundarias, comorbilidad, enfermedades relacionadas con la edad y una frecuencia más elevada de comportamientos nocivos para la salud y muerte prematura.

Afecciones secundarias

Las afecciones secundarias acompañan a una enfermedad primaria y están relacionadas con esta; a menudo, ambas son previsibles y evitables. Como ejemplos cabe mencionar las úlceras por presión, las infecciones urinarias, la osteoporosis y el dolor crónico.

Enfermedades relacionadas con la edad

En algunos grupos de personas con discapacidad el proceso de envejecimiento empieza antes de lo normal. Por ejemplo, algunas personas con trastornos del desarrollo muestran signos de envejecimiento prematuro cuando apenas tienen entre cuarenta y cincuenta años de edad.

Adopción de comportamientos nocivos para la salud

Algunos estudios han indicado que las personas con discapacidad tienen una frecuencia más elevada de comportamientos nocivos como el tabaquismo, una alimentación malsana e inactividad física.

Mayor frecuencia de muerte prematura

Las tasas de mortalidad de las personas con discapacidad varían según la enfermedad primaria. Sin embargo, una investigación efectuada en el Reino Unido comprobó que las personas con trastornos mentales y deficiencias intelectuales tenían una esperanza de vida menor.

Barreras que impiden el acceso a la asistencia sanitaria

Las personas con discapacidad tropiezan con una gran variedad de obstáculos cuando buscan asistencia sanitaria, entre ellos los siguientes.

Costos prohibitivos

La asequibilidad de los servicios de salud y el transporte son dos de los motivos principales por los que las personas con discapacidad no reciben los cuidados que necesitan en los países de ingresos bajos: un 32% o 33% de las personas sin discapacidad no pueden costearse la asistencia sanitaria, por comparación con un 51% a un 53% de las personas con discapacidad.

Oferta limitada de servicios

La falta de servicios apropiados para las personas con discapacidad es una barrera importante que impide el acceso a la asistencia sanitaria. Por ejemplo, investigaciones realizadas en los estados de Uttar Pradesh y Tamil Nadu, en la India, revelaron que, después del costo, la falta de servicios fue la segunda barrera en importancia para el uso de los establecimientos sanitarios.

Obstáculos físicos

El acceso desigual a los edificios (hospitales, centros de salud), el equipo médico inaccesible, la mala señalización, las puertas estrechas, las escaleras interiores, los baños inadecuados y las zonas de estacionamiento inaccesibles crean obstáculos para usar los establecimientos de asistencia sanitaria. Por ejemplo, es frecuente que las mujeres que tienen dificultades para moverse no tengan acceso al tamizaje del cáncer cervicouterino o mamario porque las mesas de exploración no se ajustan verticalmente y el equipo de mamografía solo puede funcionar con la mujer de pie.

Aptitudes y conocimientos inadecuados del personal sanitario

Las personas con discapacidad notifican con una frecuencia dos veces mayor que el personal sanitario carece de las aptitudes para atender sus necesidades; con una frecuencia cuatro veces mayor, que son mal tratados por dicho personal; y con una frecuencia tres veces mayor, que se les niega la asistencia.

Cómo allanar las barreras que impiden el acceso a la asistencia sanitaria

Los gobiernos pueden mejorar la salud de las personas con discapacidad si mejoran el acceso a servicios de asistencia sanitaria de buena calidad, asequibles y que utilicen de manera óptima los recursos. Habida cuenta de que varios factores entorpecen el acceso a dicha asistencia, hacen falta reformas en todos los componentes del sistema de asistencia sanitaria que interactúan.

Políticas y legislación

Evaluar las políticas vigentes y los servicios actuales, determinar las prioridades para reducir las desigualdades sanitarias y planificar el mejoramiento del acceso y la inclusión. Realizar cambios para cumplir con la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. Establecer normas de asistencia en relación con las personas con discapacidad, acompañadas de mecanismos para velar por su cumplimiento.

Prestación de los servicios

Realizar una amplia variedad de modificaciones y ajustes (alojamiento razonable) para facilitar el acceso a los servicios de asistencia sanitaria. Por ejemplo, modificar la planta de los consultorios para dar acceso a las personas que tienen dificultades para moverse o proporcionar información sanitaria en formas accesibles, como la escritura Braille. Habilitar a las personas con discapacidad para que mejoren su salud proporcionándoles información, capacitación y apoyo de otras personas en la misma situación. Promover la rehabilitación en la comunidad para facilitar el acceso de las personas con discapacidad a los servicios existentes. Reconocer a los grupos que necesitan modelos alternativos de prestación de servicios, por ejemplo, servicios focalizados o coordinación asistencial para mejorar el acceso a la asistencia sanitaria.

Recursos humanos

Incorporar la enseñanza de la discapacidad en los programas de pregrado y de educación continua de todos los profesionales de la salud. Capacitar a los agentes de la comunidad para que puedan participar en la prestación de servicios preventivos. Proporcionar directrices con fundamento científico para la evaluación y el tratamiento.

Datos e investigaciones

Incluir a las personas con discapacidad en la vigilancia de la asistencia sanitaria. Realizar más investigaciones en torno a las necesidades, las barreras y los resultados sanitarios de las personas con discapacidad.

Respuesta de la OMS

Con el fin de mejorar el acceso de las personas con discapacidad a los servicios de salud, la OMS:

  • orienta y apoya a los Estados Miembros para que aumenten la conciencia con respecto a los problemas de la discapacidad y promueve la inclusión de esta como un componente de las políticas y programas nacionales de salud;
  • facilita la recopilación y divulgación de datos e información acerca de la discapacidad;
  • elabora instrumentos normativos, en particular directrices para fortalecer la asistencia sanitaria;
  • genera capacidad entre los formuladores de políticas y los prestadores de servicios de salud;
  • fomenta la ampliación de la rehabilitación en la comunidad;
  • promueve estrategias para velar por que las personas con discapacidad estén enteradas acerca de sus propios problemas de salud y por que el personal sanitario apoye a las personas con discapacidad y proteja sus derechos y dignidad.

Para más información puede ponerse en contacto con:

WHO Media centre
Centro de prensa de la OMS
e-mail: mediainquiries@who.int

 
 
 
Repost 0
APPLAC APPLAC - en Discapacidad SabiasQue accesibilidad
17 abril 2016 7 17 /04 /abril /2016 23:24
Repost 0
APPLAC APPLACpostpolio - en Accesibilidad
15 enero 2016 5 15 /01 /enero /2016 23:28
Repost 0
APPLAC APPLACpostpolio - en accesibilidad
10 enero 2016 7 10 /01 /enero /2016 19:10
Repost 0
APPLAC APPLACpostpolio - en polio postpolio accesibilidad exclusión barreras Mexico
10 octubre 2015 6 10 /10 /octubre /2015 12:59
Repost 0
10 octubre 2015 6 10 /10 /octubre /2015 12:55

Ciudad de México, México.- Es un típico día de playa . El sol expande sus brazos por la arena mientras las olas invitan al mar a seguir bailando. Los jóvenes dejan huellas en la arena, los niños se acercan al agua de la mano de sus padres, las parejas se abrazan para brincar juntas mientras las atraviesa una ola.

Según reportes del INEGI, de un total de más de 1 millón 300 mil personas, 3.8% de la población en Quintana Roo vive con alguna discapacidad.

Javier se queda. Sólo mira el espectáculo. Por lo menos, esta vez pudieron ayudarlo a meter su silla de ruedas a la arena de la playa… Javier nació sin pies.

Él es uno de los más de 5 millones de personas que padecen alguna discapacidad en México (según datos del INEGI ). Y sí, la palabra es 'padecen', pues el país no cuenta con la suficiente infraestructura para facilitar su acceso y movilización a sitios públicos. Incluso, ni siquiera los inmuebles públicos del gobierno federal lo hacen: de cada edificio sólo 10% de sus instalaciones está adaptado para este sector.

Si eso les ocurre en la vida diaria, ¿qué pasa cuando una persona con discapacidad quiere divertirse y salir de vacaciones? “Muchas veces los destinos turísticos no cuentan con accesos para silla de ruedas –dice Javier–, cuando se trata de la playa no hay rampas y me es imposible, a menos que muchas personas me ayuden”.

Pese a todo, ha podido viajar a diversos sitios en México. “A mi consideración, los destinos coloniales son los más complicados. Nunca hay acceso para comer o entrar a museos y las calles son imposibles, porque todo es empedrado y andar con la silla de ruedas es imposible”.

Entonces, los puntos turísticos mexicanos están a puertas abiertas para viajeros que caminan, oyen, hablan, miran y son independientes. Según datos de la Secretaría de Turismo ( Sectur ), a un turista con discapacidad le resulta 40% más caro viajar a un sitio debido a sus necesidades de acceso y asistencia. Y aun así, el país no cuenta con destinos especializados… hasta hoy.

Se trata de la primera playa con infraestructura especial para personas con discapacidad. Se encuentra frente al Parque Fundadores en el municipio de Solidaridad en Playa del Carmen (al sureste de México). Según reportes del INEGI, de un total de más de 1 millón 300 mil personas, 3.8% de la población en Quintana Roo vive con alguna discapacidad (el primer lugar es Zacatecas, con 6.6%; y el último es Chiapas, con 3.5%).

Cuenta con rampas de acceso para sillas de ruedas hasta la orilla del mar, camastros acuáticos, andaderas anfibias para niños y adultos, bastones especiales para ciegos, módulos de servicio, señalizaciones especiales, toallas, regaderas y chalecos salvavidas. Se requirió una inversión de 1 millón de pesos y el acceso a la playa, así como el uso del mobiliario, son completamente gratuitos.“Más que una playa especializada en personas con discapacidad, queremos que sea una playa inclusiva; tiene áreas para que la familia también disfrute con ellos”, asegura Jesús Rodríguez Herrera, director general del DIF en Quintana Roo , quien cuenta en exclusiva para Terra los siguientes proyectos pensados en esta población.

“La idea es ampliar la cobertura en los 10 municipios del estado y no sólo en playa, sino también en ríos y sitios como la Laguna de Bacalar, así como dos playas para Cancún, una para Cozumel, otra para Isla Mujeres y otra para Majahual”.

Se encuentra en Playa del Carmen y busca replicar este modelo en sitios como Laguna de Bacalar, Cancún, Cozumel, Isla Mujeres y Majahual.

INFRAESTRUCTURA Y OPORTUNIDAD

Sigue siendo un típico día de playa . Como una persona que vive el día a día la discapacidad, Javier lamenta la limitada oferta turística en México en este sentido. “Las rampas son básicas y sumamente necesarias. Hacen falta más accesos planos, lisos, en los que no haya problema con la silla de ruedas, porque la complicación de movimiento inicia ahí y muchos destinos pierden gente que los visite porque no hay forma de llegar o estar ahí”.

De hecho, el artículo 72 de la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad señala que corresponde a la Sectur “establecer programas y normas que promuevan el uso y disfrute de los servicios turísticos en condiciones de accesibilidad a las personas con discapacidad”. Ante la normatividad, ¿qué están haciendo los destinos?

“La idea es que el turismo que nos acompaña pueda entrar a las playas sin ningún obstáculo –refiere el titular del DIF Quintana Roo– y propiciar también que los empresarios puedan adecuar sus instalaciones para personas con discapacidad”.

De hecho, el viajero con discapacidad es un segmento de turismo un tanto desaprovechado: un mercado de mil millones de personas nivel mundial . En un artículo publicado por Grupo SIPSE en Quintana Roo, el director general adjunto del Desarrollo de la Demanda Turística de la Sectur, Raúl Contreras Austin, advirtió: “Estos turistas rompen la temporalidad, ya que no viajan en los meses de vacaciones, sino que esperan la baja afluencia para adquirir paquetes de tres a cuatro días”.

A decir de este funcionario, destinos como Quintana Roo, principalmente Cancún y la Riviera Maya, cuentan con la infraestructura necesaria en sus hoteles para atender al turista con discapacidad. Sin embargo, no se sabe con exactitud cuántos prestadores de servicios son y con qué grado de ajuste cuentan.

SOL, ARENA Y… ¿SILLAS DE RUEDAS ?

Las playas inclusivas son un modelo que ya existe en países como Estados Unidos (Charles Mears State Park, en Michigan), España (Arona, en Tenerife, así como en Cataluña y Valencia), Francia (Nimes, en Gard), Perú (Punta Negra y Miraflores, en Lima) y Chile (Frutillar, en la Región de Los Lagos), entre otros. Sin embargo, la de Playa del Carmen es la primera en su tipo en México.

Una vez que está la playa, ¿cómo hacer para que una persona con discapacidad se anime a viajar? “Depende mucho del tipo de discapacidad y de las condiciones en las que viva la persona, de si la familia lo integra o lo aísla –comenta Paola Hamui, psicóloga de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM) –. La discapacidad es sólo una parte de la persona, no todo lo que la define , pero también depende mucho de cómo la propia persona lo ha asimilado”.

Y en cuanto a concientización, la sociedad tiene un gran reto ante sí, pero va caminando. “Hoy en día, el integrar a las personas con discapacidad a la vida cotidiana ya está más al día –continúa Paola–. Al viajar, los aeropuertos y algunos sitios ya cuentan con áreas específicas y preferenciales para sillas de ruedas. Me parece fabulosa la idea de una playa que piensa en estas personas. En todos los lugares de esparcimiento también se debe pensar en opciones que les hagan la vida mucho más fácil ”.

Para Javier, esta iniciativa “es un ejemplo de modernidad y de integración social. Muchos de los gobiernos turísticos deberían tener en mente que quienes los visitan tienen diferentes necesidades y así pueden atraer más gente y convertirnos en una potencia turística de primer nivel”.

Así nace la primera playa en México para personas con discapacidad. Tal vez no tenga boyas acuáticas sonorizadas para guiar a bañistas ciegos, como ocurre en Francia. Pero hoy, a turistas como Javier les será menos difícil salir de vacaciones. Ahora le será menos difícil ejercer su derecho al ocio. Y pronto, un paisaje de sol, arena, mar y sillas de ruedas también podrá considerarse un típico día de playa .

15 fotosver galería

Playa del Carmen es uno de los destinos más visitados en Quintana Roo por su oferta turística, que incluye playa (Cozumel), zonas arqueológicas (Tulúm) y parques acuáticos (Xcaret y Xel-Ha).

Foto: DIF Quintana Roo

Síguenos en Twitter: @TerraTurismoMx .

Repost 0
5 octubre 2015 1 05 /10 /octubre /2015 23:15
Repost 0
APPLAC APPLACpostpolio - en accesibilidad postpolio
27 mayo 2015 3 27 /05 /mayo /2015 12:08
Repost 0
APPLAC APPLACpostpolio - en accesibilidad escuelas
27 abril 2015 1 27 /04 /abril /2015 11:02
Repost 0
27 abril 2015 1 27 /04 /abril /2015 00:38
Repost 0
APPLAC APPLACpostpolio - en discapacidad dicapacidadmotora accesibilidad
10 abril 2015 5 10 /04 /abril /2015 00:28
Repost 0
APPLAC APPLACpostpolio - en Accesibilidad Postpolio accesibilidad barreras

Applac

  • APPLAC
  • Siendo que tenemos muy presente como Organización Civil nuestra dirección en representar a las personas que padecen de secuela de polio y a sus familias, a los que ya padecen del Síndrome de Post Polio (SPP)
  • Siendo que tenemos muy presente como Organización Civil nuestra dirección en representar a las personas que padecen de secuela de polio y a sus familias, a los que ya padecen del Síndrome de Post Polio (SPP)

Páginas